Fundado en 1904 el Oratorio San José del Mont-Royal es el Santuario más grande e importante del mundo dedicado a San José y es también un lugar de peregrinaje de renombre mundial asociado al hermano Andrés, su fundador.

La naturaleza, la música, las artes y la historia hacen del Oratorio San José una de las principales atracciones turísticas de Montreal. La architectura distintiva del edificio, y sobre todo su domo imponente, conjugado con su colocación en el flanco de la montaña, le confiere al Oratorio San José una notable presencia física y simbólica para Montreal. Déjese inspirar por los conciertos de órgano, los recitales de carillón y por las melodiosas voces de los Pequeños Cantores de Mont-Royal. Además de la exposición permanente de 200 nacimientos de más de 100 países, el Museo del Oratorio presenta diversas exposiciones temporales que permiten a los visitantes descubrir el patrimonio religioso y artístico de Quebec y de otros lugares.

Un Tesoro Escondido revela sus colores

Ofreciendo una de las más bellas vistas de Montreal, el Oratorio permite durante el verano, armonizar la relajación con la meditación y la naturaleza. Una visita a los Jardines del Camino de la Cruz is imprescindible! Situado en un bosque cerca de la Basílica, este lugar tranquilo y relajante es propicio para la meditación, dentro de una decoración hortícola única donde uno puede descubrir majestuosas esculturas firmadas por Louis Parent.

Venga a descubrir las numerosas facetas de este sitio excepcional y de su patrimonio artístico e histórico. El Oratorio de San José de Mont-Royal es un lugar que usted no debe dejar de visitar durante su estancia en Montreal.